Las superfood: esas guarradas tan caras

Yo no sé si en España estarán tan de moda como aquí.  Yo al menos, estuve de visita hace unos días y en el súper de mi barrio ( visité varios), no ví ninguna cosa fuera de lo común: garbanzos, cola-cao, salchichas, tomates, paquetes para hacer cocido…en fín, lo de siempre.   Aquí no. Aquí el panorama supermercadil está cambiando.  Todo son superfoods, y alimentos extraños provenientes de alguna selva tropical con nombres aún más extraños que yo no había oído en mi vida.   A ver quién es el guapo que sabe lo que es una guanábana, una pitahaya, o un tamarindo. Yo no, desde luego. Y sólo los comería en el supuesto de que naufragase en una isla tropical cual Tom Hanks y eso fuera lo único que creciera en los árboles……a ver qué necesidad hay de comer cosas raras cuando tenemos ( tanto en Holanda cómo en España) una producción propia de frutas y verduras estupendas.

tamarindopara vuestra información, ESTO son tamarindos.

Pero el verdadero problema no es ése. De vez en cuando está bien comer cosas diferentes para apreciar gustos y texturas distintas. El problema viene cuando un grupo de tostosdelculo trendy ( o sea, que siguen a pies juntillas todas las modas que salen), te dicen que esos alimentos son la leche y muchísimo mejores que lo que tú has estado comiendo toda la vida…..dónde va a parar!! Pues eso es lo que está pasando en Holanda ahora mismo.  Esta gente han pasado de comer patatas y col hasta para desayunar, a adoptar la moda de los super foods.

Ahora está de moda comer quinoa de todos los colores, granos de cacao crudos (puaj), semillas chia, maca, clorina, etc y cocinar con aceite de coco ( dios mío, más puaj), en vez del aceite de oliva de toda la vida. Todo a precio de oro, claro. He hecho una foto en el super de la esquina que ilustra el tema. Todo marcado con un letretro bien visible de BIOLOGICO, claro. Todo lo que compremos tiene que ser biológico porque si no, estamos cometiendo un delito contra la naturaleza y contra la vida en general.  Lo que mucha gente no sabe (aunque lo sospeche) es que biólogico se ha convertido en un término de marketing que no nos ofrece ninguna garantía de nada.  Biólogico en realidad, significa que los alimentos no han sido tratados con pesticidas, insecticidas, ni ningún tipo de conservantes, aditivos, etc.

superfoods

Yo, esto no me lo creo.  Bueno, yo es que no me creo casi nada, pero para daros un argumento con un poquito más de peso os diré que hace un tiempo, un programa de la tele holandesa que defiende los derechos de los consumidores, encargó a un laboratorio independiente que analizara los cinco tipos de quinoa “biológica” más vendidos en el mercado holandés. En tres de estas marcas se encontraron pesticidas no aprobados por la industria BIO, y en una de ellas, el porcentaje de pesticidas era un 730% (!!) superior a los valores permitidos. Así que a mi que no me vendan la moto de lo biológico. Sobre todo si proviene de países tan lejanos, en los que no sabemos en que condiciones trabajan los agricultores, recolectores, etc. Ya que te pones a comer concienciado, mejor que lo hagas con todos los pasos del proceso, no?

Yo soy de la opinión de que si quieres comer verdaderamente biológico, o te montas tú tu propio huerto, o se lo compras al payés, o agricultor, o criador de gallinas que vende sus productos directamente de su producción. Y no hace falta comer cosas raras. La quinoa por ejemplo, a mi me sabe asquerosa….y no entiendo porque dicen que es más sana que el arroz. Contiene algo más de proteínas, pero ponte a hacer una paella de quinoa, a ver cuantas piedras te tiran!

Y luego está lo del precio….si miráis bien la foto, os daréis cuenta de que a la derecha aparece un paquete de garbanzos, garbanzos de los de toda la vida. Este paquete contiene 500 gramos de garbanzos, y cuesta…1,99 Euracos!! Lo de la lado es un poco más baratito: 1,86 euros por medio kilo de …..parecen lentejas normales, pero son lentejas mung, una especie rara de la India, muy usada en la cocina ayúrvedica. Toma ya! “Manolo, te voy a hacer unas lentejas ayúrvedicas con morcilla de cerdo biológico, alimentado con pitahayas, que te vas a cagar”. Mmmmno, no lo veo yo muy claro.

Yo lo que veo aquí es la mano de las grandes corporaciones, que inventan estrategias de marketing, y compran pequeñas empresas que sí empezaron como independientes y con métodos de producción naturales, para limpiar su imagen y convencernos de que cuidan a la Tierra y a sus habitantes, o sea todos nosotros. Luego abaratan producciones e inflan precios, pero mantienen el etiquetado BIO, y nosotros a tragar como idiotas. Yo prefiero no decir que como bio, y comprar lo que me parezca a mí que es más responsable. Sobre todo productos locales, que así al menos no tengo que buscar en Google cómo se llama lo que estoy comiendo. Yo abogo por la dieta mediterránea, sin clorina, sin aceite de coco, sin quinoa, sin maca, sin nueces incas, y sin gilipolleces varias y sí con mucho jamón, paella, pescado, carne, albóndigas, cocido, lentejas y frutas y verduras del tiempo. Eso sí que es sano! Cualquier día me monto yo un restaurante biológico-español por aquí que se van a enterar estos comedores de patatas con quinoa de lo que vale un peine!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s