LA VUELTA AL COLE.

Ahora que ya todos los padres y madres se han quedado en la gloria bendita, POR FIN, después de tres meses de vacaciones, angustia, campamentos de verano, peleas y berrinches varios a 40 grados, ahora os vengo yo a explicar como funciona el tema de la educación de los pequeños cabroncetes..de los pequeños angelitos, quiero decir, que nos van a relevar en el poder y en las diferentes capas de la sociedad dentro de unos años.

Uniformes

Para empezar, os pondré los dientes largos comentando que las vacaciones de verano en Holanda duran seis semanas. SEIS SEMANAS NADA MAS! Claro, que aquí el verano no se puede llamar verano, porque son -mal contados- 6 días de sol. En fin, que las “grandes vacaciones” como se llaman aquí, duran seis semanas y ni siquiera las hacemos todos al mismo tiempo. Holanda está dividida por zonas, creo que tres, y cada zona hace las vacaciones en turnos diferentes. No sé cual es la razón, pero el resultado es que aquí el país no se detiene totalmente, porque cuando hay gente que empieza, los del primer turno ya casi que están de vuelta. Total, que la “autoroute du soleil” que cruza Francia de norte a sur, está colapsada de ida, y también de vuelta, durante casi todo el verano. Es que los Holandeses son mucho de coger la caravana (o la roulotte, como prefiráis), cargarla de queso y de bicis, y halaaaaaa, camino al sur a buscar el sol!. En lo único que se diferencian con los que siguen hasta Algeciras es que los Holandeses no llevan un plástico sobre la mesa del comedor cargada en el coche. Y esto no es ningún comentario racista. Es un hecho constatado durante mis múltiples viajes arriba y abajo por la susodicha autopista.

Como siempre, me estoy desviando del tema.  A ver, las vacaciones de verano son seis semanas, pero durante el año lectivo tienen unos cuantos parones, no vaya a ser que los enanos se cortocircuiten con tantos deberes. A saber: dos semanas en Octubre, dos semanas en Navidades y una o dos semanas, dependiendo del año, en Mayo. No me he parado a contar cuantas horas hacen durante el año, pero si alguien tiene tiempo y quiere echar cuentas, que me informe.  También os diré que los alumnos de primaria empiezan a las 8.30 y acaban a las tres de la tarde, con dos parones de media hora por medio, uno para el bocata de media mañana, y otro para el bocata de la comida- si seguís mi blog, ya tendríais que saber que aquí en Holanda no se come caliente al mediodía-. Por eso con media hora basta. Los más pequeñines tienen los miércoles y los viernes por la tarde libres, y salen a las doce. Ya me dirás tú como te combinas tú eso con una jornada laboral normal. En fin, que cada país tiene sus ventajas e inconvenientes.

Eso sí: la educación primaria y la secundaria (lo que viene siendo la EGB, BUP y COU o FP de nuestra generación) son totalmente G-R-A-T-I-S! Gratis, sí. No pagamos un puñetero euro, solamente una contribución al principio, que sirve para pagar autobuses si van de excursión algún día, festejos del cole y cosas así. Creo que cuando mis repollos estaban en primaria, pagaba unos 60 euros por cada una. Al alcance de cualquier bolsillo, vaya.

En Holanda no hay uniformes, ni chándal con el nombre del colegio. Cada uno va como le da la gana. Puedes llevar el pelo verde, azul o con rastas. Nadie te va a enviar a casa a que te cambies. Es lo que tiene la amplitud de miras. Y los libros son gratis…durante la educación primaria, mis repollos han trabajado todos los años con fotocopias y con unos cuadernos de ejercicios que edita el gobierno y que ya están incluidos en el presupuesto asignado a cada escuela. Ahora que las dos están en secundaria, tienen libros. Pero son prestados. Son prestados porque es la manera de la que las cosas se hacen aquí. Durante el verano te envían un correo con el día y el lugar donde has de ir a buscar tus libros y te los entregan. Tú (el alumno) los tienes que forrar y firmar un documento en el que te comprometes a cuidarlos durante todo el año, porque el año que viene serán para otra persona. Si los pierdes, se mojan o se rompen, los has de pagar, y son muy caros. Esto que suena tan maoísta, tan socialista y tan cool al mismo tiempo es, ni más ni menos, el sistema perfecto. Te ahorras una pasta y al mismo tiempo les enseñas el concepto de “lo que tienes en tus manos no es tuyo, así que ojo!”.

En Holanda la educación es obligatoria hasta los dieciocho años. El día que cumples cuatro años, empiezas la preescolar. No en Septiembre, no; el día después de cumplir cuatro años empiezas, aunque sea Mayo. Hay dos cursos de preescolar, y a los seis, más o menos, empiezas ya en serio en el grupo 3, el de los mayores. En la primaria estás hasta el grupo 8, o sea más o menos hasta los once años.

En el último año de la primaria, los profesores se reúnen con los padres, y nos explican cual es el nivel de nuestros repollos. Si has sido un padre o una madre comprometido y responsable, no te van a dar ninguna sorpresa, porque en realidad tú ya sabes del palo que va tu vástago (o vástaga). Este nivel sirve para aconsejarte qué tipo de secundaria es el que mejor le va a tu repollo. En Holanda hay varios tipos de educación secundaria, unos más elevados que otros. Desde el más alto (Gymnasium), en el que son muy exigentes y ya tienes Latín y Griego desde el primer día, hasta una cosa que se llama VMBO, que viene a ser como la FP de antes, pero también con niveles. Desde Gymnasium puedes acceder directamente a la universidad, y desde las otras ramas, también, pero el trayecto es un poco más largo.  Eso sí, hagas lo que hagas, los idiomas son importantísimos. Mi repollo 2, que está en el primer año de secundaria tiene: Holandés, Inglés, Francés y Alemán. Pero la otra pobre, la mayor, que está en el segundo año tiene: Holandés, Inglés, Francés, Alemán, Latín y Griego, además de las asignaturas normales. Me dan una pena!!

De momento, hasta aquí llego, el tema universidad no lo domino muy bien aún, pero aún me quedan unos años para enterarme del tema y ponerme las pilas (y ahorrar, que la uni si que no es gratis!)

Y para los que estén en contra de todas las escuelas, colegios y metodologias, recordar que no estáis solos. Como Mark Twain dijo: “nunca permití que la escuela fuera un obstáculo para mi educación”. Ahí queda eso!

Anuncios

4 comentarios en “LA VUELTA AL COLE.

  1. Hola!, me ha gustado tu artículo mucho, aquí si que da un poco pena la educación pero por otros motivos y es que no espabilamos.., otra cosa yo también tengo esa foto de otra clase claro pero tb fui a las Adoratrices, con mis hermanas. Un saludo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s